El último tema que engloba a los Astros de Houston, son las amenazas de muerte recibidas por el escándalo del robo de señales en 2017.

Este viernes tras la reunión de organizaciones en los Spring Training, la directiva del equipo solicitó seguridad plena a sus peloteros y a sus familias a la hora de los viajes en la campaña 2020 de las Grandes Ligas (MLB).

En temporada regular, los Astros viajan al menos con un oficial de seguridad a su disposición plena, siendo más grande la protección a medida de la distancia del destino de viaje.




Las consecuencias del escándalo de robo de carteles han involucrado a todo aquel que esté alrededor de Houston, los peloteros Carlos Correa y Josh Reddick, han confirmado que ellos y sus familiares han recibido mensajes y llamadas de amenazas contra sus vidas.

“Todos aquí estamos recibiendo amenazas de muerte, mi esposa fue atacada”, expresó el shortstop de Houston.

Mientras que, el jardinero mencionó que sus hijos gemelos han sido incluidos en algunos mensajes o comentarios amenazantes.

Astros agregarán seguridad adicional en cada viaje por carretera de esta temporada de la Gran Carpa y ofrecerán otros servicios a las familias de los jugadores que los acompañan.