Luego de la impactante noticia que sorprendió al mundo en la tarde de este lunes, tras un asesinato en manos de la policía de Minnesota a un ciudadano estadounidense en un “tiroteo”, el jardinero de los Yankees, Aaron Hicks ha decidido no jugar en el partido de los Yankees contra los Azulejos el lunes.

Un agente de policía de la cuidad de Minnesota, había tiroteado al joven afroamericano, Daunte Wright, de 20 años de edad, hecho que a consternado a todo el mundo, hasta de llegar al punto de suspenderse los partidos de la MLB en la cuidad de Minnesota entre los Mellizos y Medias Rojas de Boston, así como el duelo entre los equipos de la NBA, Timberwolves y Brooklyn Nets; ola a la que ahora se suma al integrante de los Yankees de Nueva York, Aaron Hicks.

Según informó el jefe de policías de Brooklyn Center, Minnesota, el mencionado hecho sucedió de manera accidental, ya que el oficial involucrado solo intentaba realizar un disparo al joven con una pistola paralizante, quien fruto de una “equivocación” accedió a disparar con una pistola, disparó que terminó acabando con la vida del joven, Daunte Wright.

En declaraciones en una rueda de prensa en la tarde de este lunes, el dirigente de los Yankees de Nueva York en la MLB, Aaron Boone informó sobre la decisión de Aaron Hicks de no llegar al partido, quien reveló que el jugador había estado muy impactado con el suceso en Minnesota.

Aaron Boone, aclaró que Hicks habría estado en la alienación para el partido de los Yankees contra los Azulejos de Toronto este lunes, quien saldría al terrero como bateador en el sexto turno de la alienación neoyorquina, terminado siendo sustituido de cara al partido por el jugador Mike Tauchman, entrando a cubrir la posición del jardín central por los Yankees.

“Vino a verme hace aproximadamente una hora. Ha sido un día difícil para él. Le habría costado mucho salir esta noche”, declaró Boone, según reportes de Bryan Hoch para MLB.com.



Show Player