A lo largo de la historia del béisbol venezolano y la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), son incontables los personajes que han irrumpido en los escenarios beisbolísticos de Venezuela, para animar a los seguidores de determinado equipo… Pero ninguno ha conseguido perpetuarse en el tiempo como Jesús Alejandro Lezama, quien con una simple cornetica acompaña a los Leones del Caracas con su pequeña cornetita desde que este club llevaba el mote de Cervecería, por allá en 1944.

Es difícil encontrar a alguien vinculado a la LVBP que no conozca al “Hombre de la Corneta” de los Leones del Caracas. Son muy pocos lo que, al encontrárselo en el estadio Universitario de Caracas no le dicen: “Epa Lezama choca esos cinco”.

Hoy no se coincibe un juego de los Leones del Caracas sin la presencia de Lezama y su cornetita.

Nacido en Tucupita, el 9 de febrero de 1919, Lezama arribó a Caracas a mediados de 1936. Años más tarde, comenzó a visitar el estadio de San Agustín, porque allí se reunían las mujeres más bellas de la ciudad. Así, poco a poco se fue haciendo fanático de la pelota hasta que, sin darse cuenta, se apasionó por el equipo Cervecería Caracas, equipo que para la época comenzaba su acérrima rivalidad con los Navegantes del Magallanes.

Una tarde de 1944, Lezama decidió adquirir una “cornetita de pera” para aupar a los aficionados del equipo de las “Caras Bonitas”. Desde entonces, Lezama no ha dejado de sonar su “cornetita” ni los seguidores de los Leones del Caracas aplaudirlo.

Desde un tiempo para acá, Lezama luce en su flamante uniforme de los Leones del Caracas el número que representa su edad.

Fuente: Caracas – Magallanes Memoria y cuenta de La Rivalidad 1942 – 2011 (Autores: Javier González y Carlos Figueroa Ruiz).




 

 

 



Show Player