El conocido ex jugador y mánager de los Caribes de Anzoátegui Jackson Melían está de regreso a uno de los equipos donde vivió grandes momentos cómo son los Tiburones de La Guaira en la LVBP, donde fungirá cómo coach de bateo.

En efecto Jackson está de regreso con los Tiburones, con quienes jugó tres temporadas (2004-2005, 2005-2006 y 2007-2008), donde conectó 53 imparables, 16 extrabases, 28 carreras anotadas y 32 impulsadas, con un average de 266.

En cada equipo que jugó siempre se le vio una gran entrega y dedicación, pero la actuación de Melían se le recuerda más con los escualos en la zafra 2007-2008 donde en una disputada ronda eliminatoria lograron meterse en el último día de la ronda eliminatoria a la postemporada, quedando eliminados al mismo tiempo Caracas y Magallanes.

En cada equipo que jugó siempre se le vio una gran entrega y dedicación, pero la actuación de Melían se le recuerda más con los escualos en la zafra 2007-2008 donde en una disputada ronda eliminatoria lograron meterse en el último día de la ronda eliminatoria a la postemporada, quedando eliminados al mismo tiempo Caracas y Magallanes.

Y precisamente ante Magallanes el 16 de diciembre de 2007, Melían quien entró cómo bateador emergente, conectó un inolvidable Grand Slam en la parte baja de la décima entrada con el juego 4-4 para terrenear a los turcos con pizarra de 8-4, desatando la locura en la afición guairista y con la zamba prendida a full millón.




Ahora Jackson viene con los salados con la función de coach de bateo y si bien es cierto su caso pudiera tener cierto parecido con José Moreno, ya que fue mánager sub-campeón de la campaña 2019-2020 cayendo en una final super reñida con los Cardenales de Lara.

Melían volvió para la temporada siguiente, la cual no pudo culminar ya que fue despedido del equipo, que logró ser campeón de la mano de Mike Álvarez.

Pienso que esta es una gran oportunidad de Jackson de seguir mostrándose en la LVBP cómo técnico y sobre todo volver a sentir la alegría de la afición guairista, ya que es innegable que quien juega con Tiburones, el amor de esa afición es inolvidable.

Por eso considero que Melían aportará toda su experiencia al equipo y de la mano de Dennis Malavé con el cuerpo técnico buscará hacer un buen trabajo, para que finalmente los salados lleguen a puerto seguro y su fanaticada grite: “Ya es nuestro año”.



Show Player