Después de un largo torneo, el Hijo del Fantasma logró coronarse como el Campeón interino Crucero de NXT, derrotando en la final a Drake Maverick, en una aguerrida lucha, donde el mexicano sacó sus mejores movimientos para lograr vencer a su rival.

El luchador mexicano fue el primero en ingresar a la Gran final del torneo en el que participaron grandes estrellas como Akira Tozawa, a quien dejó fuera en el último combate preclasifucatorio.

La lucha fue claramente dominada por el Hijo del Fantasma, quien por la vía del conteo de tres logró llevarse el campeonato y con ello esperar la vuelta de Jordan Devlin, para tener un enfrentamiento con el mexicano.

Este campeonato lo habían ganado otros dos mexicanos anteriormente, Kalisto y el más reciente Ángel Garza.

Al final de la lucha, Triple H salió a felicitar al rival del mexicano, Drake Maverick, a quien se le ofreció un nuevo contrato para seguir perteneciendo a las filas de WWE NXT.

 

Show Player

 



Show Player