En la llamada Lucha Más Grande de la Historia, Edge tuvo una lesión que lo obligó a pasar por el quirófano y este reveló el momento exacto en que sucedió.

The Rated R Superstar contó que cuando comenzó la lucha, ya traía una lesión en el tríceps; sin embargo, fue casi terminando la lucha cuando se le reventó.

En una charla en el podcast de Booker T, Edge también confirmó que esta lesión no es el fin de su carrera y quiere terminar a su modo.

“Realicé un Springboard antes de recibir el segundo RKO. Comencé a tener sudores fríos y sentía que iba a vomitar. Eso suele ser una mala señal. En ese momento pensé: ‘está bien, creo que tengo un poco más en el tanque para terminar esto’. Llegué a la parte de atrás y pensé que algo le pasó a mi tríceps”.

“Para cuando me operaron, el cirujano dijo ‘probablemente ingresaste al ring con el tríceps parcialmente roto, porque el tejido ya estaba muy mal”.

“Quiero terminar a mi modo. Supongo que soy muy terco con eso. Realmente quiero demostrar que todavía vendo”.

Edge recientemente tuvo una aparición para advertir a Randy Orton y se sabe que esta historia va a continuar.

También hay que recordar que The Rated R Superstar firmó un contrato por tres años con la WWE.

 

Show Player


Show Player