Los escarlatas decidieron fortalecer su área deportiva
El equipo de los Diablos Rojos del México decidió fortalecer su área deportiva en la búsqueda del tan ansiado campeonato 17 en la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) esquivo desde 2014, y nombraron a uno de sus ídolos: Miguel Ojeda como presidente adjunto de los pingos.
Después de una campaña y un año fuera de la organización, cuando se fue a presidir a los Generales de Durango, el popular negro regresa a la Pandilla Roja a quien como manager le dio la corona número 16 en su historia de más de 75 años.
Ojeda fue el catcher de los capitalinos por 14 campañas y en el año 2000 conectó cuatro jonrones en un juego en el desaparecido estadio del Seguro Social.
Su talento también lo llevó más allá de las fronteras mexicanas nada más y nada menos que hasta las Grandes Ligas con: Padres de San Diego, Rockies de Colorado, Marineros de Seattle y Rangers de Texas, además, de jugar con México en seleccionado nacional en el Clásico Mundial de Beisbol.



Show Player