La Liga Mexicana de Béisbol (LMB) se vio afectada en 2009 tras el brote de influenza AH1N1 en el país. Los juegos del 1 al 5 de mayo fueron suspendidos. Pero afortunadamente, días después se pudo retomar la actividad.

El brote de coronavirus en México y la ausencia de Liga Mexicana de Béisbol (LMB) nos hace recordar al 2009, cuando una situación similar golpeó al país. En esa ocasión, la pelota mexicana se tuvo de detener debido a la influenza AH1N1.

Los juegos de LMB fueron suspendidos del 1 al 5 de mayo, pues a diferencia de esta vez, el rol regular ya había dado inicio.

Días después, cuando la actividad fue retomada, con la autorización de las autoridades pertinentes, Diablos Rojos del México tuvo que utilizar estadios alternos, debido a que el Foro Sol, su antigua casa, estaba comprometido con otros eventos.

Los escarlata jugaron como locales en ciudades como Torreón y Chihuahua.

Aún no se sabe qué es lo que el destino depara para la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) este 2020 que llegó con coronavirus incluido. Solamente esperamos que el “playball” se cante lo más pronto posible.