Se cumplen 23 años de la muerte del legendario pelotero mexicano Héctor Espino, a quien asociamos principalmente con los Sultanes de Monterrey en la Liga Mexicana de Béisbol (LMB), pero también jugó con los Diablos Rojos del México.

Según las estadísticas, númeritos y/o stats y los récord de bateo que estableció (los cuales se dicen son muy díficil de romper) tanto en la LMB como en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), se puede escribir que Héctor Espino es el mejor pelotero mexicano de todos los tiempos.

Héctor Espino murió el 7 de septiembre de 1997, justa y precisamente hace 23 años, y aunque en lo particular no vimos jugar al famoso y popular Superman de Chihuahua, El Niño Asesino, por lo que hemos leído de él lo asociamos con los Sultanes de Monterrey en la LMB y con el de los Naranjeros de Hermosillo en la LMP.

Pero en lo más reciente que leímos de Héctor Espino, es que también jugo con los Diablos Rojos del México en la LMB, fue la temporada de 1981, en la cual los Pingos quedaron campeones, pero sin Espino, ya que en la misma fue pasado a los Sultanes como era su deseo.

Así que así haya sido por un rato Héctor Espino también jugó con los Diablos Rojos del México en la LMB.

Foto: 24 horas.

 



Show Player