El delantero colombiano del Boca Juniors, Sebastian Villa, acusado de violencia hacia su expareja Daniel Cortés, declaró este viernes en la causa penal que los jueces lo eximieron de la cárcel aunque no podrá salir de Argentina. 

“Yo procedo a salir de la casa y Daniela me grita ‘si vos no sos mío no sos de nadie’. ‘Te crees una chimba que porque jugás en Boca o te llaman a la selección de Colombia. Sos un negro feo hijo de puta’, así me dijo. Me dice ‘me da lástima, yo te voy a arruinar a vos, todas las mujeres te quieren por plata negro feo, ni tu propia familia te quiere’”, expresó Villa en declaraciones a Diario Olé.
“No puedo dormir escuchando esa voz que me dice eso, me perturba doctora, no ha sido fácil. Yo la quería, yo la amaba, siento rabia cuando yo quise lo mejor para ella y para su familia, yo traje a su familia a Buenos Aires”, continuaron las palabras del colombiano.

Asimismo, Villa se excusó de las presuntas marcas de Daniel Cortés en su cuerpo. “Yo me tenía que defender tomándola de los brazos. Ella estaba como una loca, me había tirado una vela, me metió puño en la boca y en la cabeza, yo me defendí. Ahí la agarré de los brazos. Daniela no paraba de agredirme, le agarré los brazos para defenderme, para protegerme, yo me cubrí, la agarré de los brazos. Nunca la agredí”.

“La relación de Daniela y yo era muy turbulenta, muchos celos. Discutíamos pero siempre terminábamos haciendo el amor, doctora. Después de cada alegato siempre terminábamos haciendo el amor. Cada vez que yo le terminaba a Daniela decía que estaba en embarazo, nunca estuvo en embarazo”, finalizaron las declaraciones de Villa sobre su expareja.