Luego de que se desatara una ola de rumores sobre una supuesta infidelidad de Sarah Kohan, pareja del delantero mexicano Javier Hernández, con el coach de vida Diego Dreyfus, la modelo se pronunció molesta en Instagram.

“No tendría que explicar nada, pero las cosas en los medios se salieron de control. Estoy cansada de los mensajes que señalan que Diego es el padre de Noah solo por el color de sus ojos, ¡Su padre es Javier!“, escribió en sus Instagram Stories.

Yo ya estaba embarazada de Noah cuando conocí a Diego. Noah tiene los ojos de mi madre. Fin de la historia. Dejen en paz a mi familia“, añadió la británica, a quien Chicharito conoció cuando jugaba para el West Ham de la Premier League.

De momento Chicharito Hernández vive un momento complicado con Los Angeles Galaxy de la Major League Soccer, pues en su primera temporada se vio afectado por las lesiones y bajo rendimiento, por lo que solo pudo conseguir un gol.

 

Show Player


Show Player