Foto: Especial

La cacería de Billy Álvarez por las autoridades mexicanas alcanzó un nuevo nivel, y es que además de la orden de aprehensión que se giró en su contra el pasado 30 de julio, ahora han pedido ayuda a la Interpol, por lo que es buscado en 195 países.

El expresidente de Cruz Azul es acusado de delitos como delincuencia organizada y lavado de dinero, esto por presuntos malos manejos de la Cooperativa Cruz Azul, lo que lo llevó a renunciar al organismo en semanas recientes.

De acuerdo a una investigación realizada por la Unidad de Inteligencia Financiera, durante la gestión de Álvarez Cuevas se realizó un desvío de recursos por alrededor de mil 200 millones de pesos, movidos en diversos países.

Ante las acusaciones, se prevé que Guillermo Álvarez enfrente una sentencia de entre 20 y 40 años de prisión, en caso de ser hallado culpable, debido a que la justicia mexicana lo considera el líder de la operación de lavado de dinero.

 

Show Player


Show Player