Este lunes se ha confirmado que el encuentro de ida de los cuartos de final entre las Águilas del América y las Chivas Rayadas de Guadalajara tendrá afición en las gradas del Estadio Akron por primera vez desde el mes de marzo.

La Liga MX, en conjunto con la Federación Mexicana de Futbol, han aprobado que el segundo Clásico Nacional de este 2020 se juegue con publico a pesar de que las medidas sanitarias por el brote de COVID-19 recomiendan totalmente lo contrario.

Esto sería un caso excepcional pues, aunque parece sumamente injusto, la cancha del Estadio Azteca en la Ciudad de México no podría recibir gente para la vuelta, misma que esta programada para jugarse el próximo Sábado en el “Coloso de Santa Ursula” ubicado en una de las Alcaldías con mayor numero de contagios de COVID-19.

Se menciona que para esta serie la capacidad permitida sería del 30% del aforo del Estadio Akron, poco más de 10,000 personas, en caso de que “El Rebaño” acceda a semifinales se buscaría aumentar al 50%, 23,000 mil personas, mientras que de llegar a la definición por el título se buscaría el acceso de cerca de 40,000 espectadores llegando a la capacidad máxima del inmueble ubicado en Zapopan, Jalisco.



Show Player