En medio de la crisis mundial de la pandemia de Coronavirus (Covid-19), dos grandes recintos del fútbol en Brasil fueron convertidos en hospitales para ayudar a combatir el virus en e país amazónico. Los estadios son el Pacaembú de Sao Paulo y el Mané Garrincha de Brasilia.

Sao Paulo es el estado más castigado por el Coronavirus en Brasil, es por eso que la alcaldía preparó un hospital de campaña dentro del Pacaembú, una de las sedes de la Copa del Mundo de 1950.

En el césped se construyó una carpa gigante con capacidad para 200 personas, donde será abierta a partir del 1 de abril y serán atendidos pacientes de poca complejidad de Covid-19.




El gobierno de Brasilia echará una mano poniendo a disposición Estadio Mané Garrincha, sede del Mundial en 2014, para instalar un hospital de campaña para alivianar el sistema sanitario en la capital brasileña.

A poco más de un mes de que se registrará el primer contagio en Sao Paulo, la el virus avanza en el gigante país sudamericano y comienza a acelerarse. Mientras tanto, el presidente de la nación, Jair Bolsonaro propone una vuelta a la vida normal para la mayoría de los brasileños.

La pandemia sigue propagándose a diario y las autoridades federales estiman un colapso total del sistema sanitario de Brasil para el final del mes de abril, esto a raíz de que las condiciones no están dadas para darle una respuesta a tantos pacientes enfermos.