Kenia Enríquez asegura que ha hecho la mejor preparación de su carrera. Lo afirma, con una frase: “He dejado cuerpo, alma y espíritu en cada entrenamiento, en cada sesión de sparring”. Y lo resume en un ejemplo: “Hasta cuadritos traigo”.

Munguía y O´Sullivan cumplen con el peso

Kenia Enríquez (22-1-0, 9 ko’s) defenderá su campeonato mundial Minimosca interino CMB, ante la japonesa Chaoz Minowa (6-2-0, 5 ko’s) el sábado 18, en Tamazula de Gordiano, Jalisco, encabezando una espectacular función de Zanfer que será transmitida por Azteca 7, la Casa del Boxeo con el apoyo de Code Jalisco, Mega eventos Codeo Jalisco y la Alcaldía de Tamazula.

La tijuanense establece que ha cumplido con un programa de trabajo extenuante, con gran dedicación y esfuerzo, incluso sacrificando las fiestas de Navidad y Año Nuevo, y valora la labor de su equipo multidisciplinario.

“Ha sido un gran trabajo, con el profesor Mario Mendoza como encargado de la parte técnica, Andy Caballero, que es un experto en crossfit, y entrenador de Artes Marciales Mixtas, como preparador físico, tenemos un nutriólogo, estamos en peso, con gran condición y me siento muy fuerte, muy bien”, expresó la campeona del mundo.

Kenia señala que la preparación ha sido a conciencia, pues espera que 2020 sea un año decisivo y muy positivo en su carrera, y por la calidad de su rival.

“Sí he visto a mi rival Chaoz Minowa, la he estudiado, de hecho la vi cuando peleó contra Ibeth ‘Roca’ Zamora, aunque tiene el clásico estilo japonés de atacar e ir al frente, es elusiva, creo que le ganó los primeros cuatro rounds a Ibeth, que es una de las mejores, pero la altura la empezó a mermar. Tiene buenos movimientos, va a ser una pelea dura”, advirtió Enríquez, quien señala que a su retadora, como a ella, se les avisó de esta contienda hace más de un mes y medio, incluso a través de las redes sociales de la japonesa, ha visto que se está preparando con gran intensidad, “y es lo ideal, que ambas lleguemos en plenitud y con una gran preparación”.

Enríquez es clara. “No me puedo dar el lujo de perder, nadie merece este triunfo más que yo, me he preparado con todo lo que tengo porque no le quiero dejar nada a la suerte”, confía, y revela que superando a Minowa, el panorama se abre hacia le pelea que quiere y que ya está sobre la mesa. “Quiero hacer la pelea unificatoria con Yesenia Gómez, la campeona regular, quiero esa pelea, y para conseguirla, tengo que ganar el sábado 18 en Tamazula, ante una rival muy peligrosa como Minowa”.

Enríquez y su equipo de trabajo cerrarán su preparación el próximo domingo en Tijuana, donde harán la prueba final de condición, técnica y resistencia, así como el pesaje de guía para la semana de la pelea.

El lunes  por la noche viajarán a Guadalajara, y de ahí el traslado será por carretera a Tamazula, donde desde el martes  tendrán una serie de actividades sociales y promocionales .



Show Player