Emanuel “Vaquero” Navarrete ya es un peleador de élite, y como tal fue recibido por cientos de aficionados mexicanos en el majestuoso MGM Grand de Las Vegas, donde el próximo sábado defenderá por quinta ocasión su campeonato mundial Supergallo OMB, ante el filipino Jeo Santisima.

Las banderas mexicanas ondearon en el lobby del hotel con más habitaciones en el mundo, los gritos de apoyo y las incontables peticiones de fotos y autógrafos pusieron el ambiente en la llegada oficial del campeón mundial, a la sede del combate.

Por un lado, los considerados dos mejores pesos completos de la actualidad, definiendo quién es el mejor en una pelea de desempate. Y por el otro, la quinta defensa de un campeón mundial mexicano, en una intensa y ya clásica rivalidad entre las escuelas boxísticas de México y Filipinas.

“Vengo con una excelente preparación, es otra u gran oportunidad que se me de para demostrar que somos los mejores en 122 libras y vamos por el Pluma e unificar, quiero ser una figura del boxeo mundial, ya iniciamos. Esta pelea va por mi gente mexicana en EstadosUnidos”, sentenció el impresionante noqueador mexicano.

Gran cantidad de medios de comunicación de Estados Unidos, Inglaterra, México, Filipinas, Japón, Puerto Rico y Panamá han sido acreditados para la cobertura de la función, lo que refleja el impacto que tienen las combinaciones Wilder-Fury y Navarrete-Santisima.

 

Show Player

El “Vaquero” (30-1-0, 26 ko’s) de la escuadra de Promociones Zanfer de Fernando Beltrán prometió a los aficionados mexicanos congregados para darle la bienvenida en el MGM Grand, que garantiza una gran pelea y que dejará todo en el ring para que el campeonato del mundo se quede en México.