Foto: Twitter @BoxingHistory

Marco Antonio Barrera, exboxeador mexicano de brillante trayectoria, se sinceró y confesó cuál es la pelea que, a su juicio, lo encumbró en un pedestal de ídolo del boxeo mundial. Esa contienda fue ante Prince Naseem Hamed, celebrada en Las Vegas, Nevada.

Síguenos en Facebook

Para el Asesino con Cara de Bebé, el duelo ante el inglés en el MGM Grand lo elevó a una altura insospechada, pues afirma que esa pelea no le pide nada a cualquiera realizada por Julio César Chávez, el Gran Campeón Mexicano.

Fue una pelea muy interesante, una pelea que creo se puede comparar con cualquiera de las que dio el ‘Gran Campeón Mexicano’, por esa pelea me paro en Las Vegas o Inglaterra y la gente me ve como un ídolo, como nunca me había imaginado, eso me da más alegría”, dijo.

El protagonista de una memorable trilogía frente a Erik ‘Terrible’ Morales señaló que esa victoria en particular no tuvo la cobertura ideal en nuestro país, lo que resalta más el hecho de que sea tan bien recibido en Estados Unidos e Inglaterra.

“En México no se cubrió como debía haber sido, pero se me hace impresionante la forma en que me reciben en Inglaterra o Estados Unidos”, añadió el “Baby Faced Assassin”, quien finalizó su trayectoria con récord de 67-7, 44 nocauts.



Show Player