La NBA casi se acerca, ya falta poco para volver a jugar hasta que la pelota queme y ver un equipo coronarse campeón, una temporada que promete en su totalidad con una competitividad maravillosa.

Falta menos de lo pensado para volver a ver lo mejor de la liga, unos Lakers campeones después de una década, varios equipos contendientes y jugadores listo para dar el todo por el todo.

No es un secreto que la compañía para competir por el MVP estará para “chuparse los dedos”, cuando vemos a un Luka Doncic más que inspirado con un equipo que no se perfila para llegar tan lejos, pero que puede darse el gusto de eliminar a cualquiera que pudiese tenerlo todo. Kevin Durant está devuelta para volver a conquistar nuestros corazones ahora desde el este, con un equipo que pudiese tenerlo y quererlo todo.

Conjuntos que parecieran estar obsoletos hoy en día están listos para la competitivad. Cuando vemos a unos Timberwolves que se alistan para dar la pelea, con jugadores del calibre de Karl Towns con una buena compañía, cuando hablamos que tendrá a D’Angelo Russell, Ricky Rubio quien volverá a Minnesota y el pick no. 1 del draft.

Otro equipo que pareciera que quiere competir, quienes cuentan con su jugador estrella Devin Booker, ahora al lado del experimentado Chris Paul, DeAndre Ayton, quien ha simple vista se visualiza para dar el gran salto y un Jae Crowder que viene de disputar las finales y cada día con más hambre de grandeza y espíritu soñador.

No puede ser un secreto que los Lakers quieren ir por el back to back si o si, pero ahora con una camada de equipos locos por cortarles los pasos. Denver, Clippers, Nets, Celtics, Sixers, Bucks, Heat, Trail Blazers y hasta Houston, pueden ir el todo por el todo tras el Larry O’Brien.

Que nos se nos olvide a los Atlanta Hawks, quienes se armaron para darlo todo sobre la duela en la temporada muerta, para lograr a formar un equipo de ensueño, pero que no ostenta una defensa magistral para lo competitivo.

Desde ya empezamos a visualizar como vendrá el MVP reinante, Giannis Antetokounmpo quien acordó el contrato más grande de la historia de la liga en días pasados, pero se nos acompleja la vista para poder percibir como le irá a este para los playoffs, que el año pasado llevando a su equipo al mejor récord de victorias de la liga tuvo un final horroroso.

Alguien que nos tiene en suspenso es el señor James Harden, quien no se le ve muy inspirado en Houston a pesar de tener un equipo silencioso pero que lo pueda dar todo tan solo con una pizca de salud. La gerencia de Houston se hizo de los servicios de Cousins, Wall, Wood, y viejas armas que inspiran confianza, pero lamentablemente ese avión no tomaría despegue sin la compañía de pilotaje de James Harden.



Show Player