PUBLICIDAD

CODERE

LIGA MEXICANA DE BEISBOL

BEISBOL

Juan Gabriel Castro el pelotero que el toque de bola lo tuvo 17 años en MLB

La historia de Juan Gabriel Castro el pelotero que el toque de bola lo tuvo 17 años en Grandes Ligas

Juan Gabriel Castro, el sacrificio como estrategia

En estos tiempos e lo que el béisbol espectacular es sinónimo de batazos... El toque de pelota es una jugada en peligro de extinción. En la época... De los cañonazos, los bateadores no quieren solo chocar la pelota mi embasarse como de lugar, mucho menos un toque de sacrificio. Anhelan volarse la barda y trotar por las bases mientras el público los baña de aplausos... A Juan Gabriel Castro, el actual manager de los Naranjeros de Hermosillo... El toque de pelota lo mantuvo jugando 17 años en Grandes Ligas... El pelotero mexicano de posición con la carrera más longeva en el béisbol de Estados Unidos.

Su labor fue sacrificarse, ayudar a que su equipo ganara

Eso se lo aprendió a Glen Hoffman... Quien fue su manager con los Albuquerque Dukes, el equipo Triple A de los Dodgers de Los Ángeles, donde el mexicano jugó las Ligas Menores.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Un día le abrió la puerta de la oficina a Hoffman y le soltó sin más qué tenía que hacer para consolidar una carrera en Grandes Ligas.

Aprende a jugar béisbol: tienes que mover a los corredores de segunda a tercera, tocar la bola, hacer hit and run, a batear hacia el otro lado del campo. Así vas a jugar mucho años, le dijo Hoffman.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Se me quedó muy grabado... En lugar de aprender a batear por promedio me dediqué a aprender a jugar el béisbol de esa manera, a embasarse como sea, regalar mi out para avanzar a un corredor, a jugar para el equipo y no para el lucimiento personal.

Cuando la situación indicaba que le tocaría entrar a tocar la bola, se iba a la jaula de bateo a practicar. Tenía que ser un experto. Si el manager me pone a tocar la bola, tengo que hacerlo. Si lo hago bien, me van a poner otra vez, y si fallo me va a sacar, pensaba.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Intentaba 10 toques hacia la izquierda y otros 10 a la derecha. Luego daba unos pasos hacia la máquina y repetía el ejercicio hasta quedar a medio camino de distancia para que las pelotas llegaran con más fuerza.

A veces en un juego nomás entraba es eso y si me salía bien me iba contento porque decía, nomás por tocar la bola ya me gané mi dinero.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Con información del libro Pelotero por amor al béisbol de Beatriz Pereyra.

¡Gracias por leer hasta acá! Esta publicación fue patrocinada por Codere, así que si te gusta el beisbol y te interesa apostar en Liga Mexicana, ¡dale click aquí!

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD